Peña Nieto y las verdades distorsionadas

Fue la revista ingles The Economist quien hizo famosa la frase “No entienden que no entienden”, para calificar la actitud del gobierno mexicano frente a la crisis política provocada por los episodios de Iguala y la Casa Blanca.

Esta semana, en dos entrevistas distintas, el Presidente respondió – acaso de manera involuntaria – a aquella acusación.

Cuando Francisco Santiago, director editorial de EL UNIVERSAL, lo interrogó sobre las versiones encontradas y en apariencia irreconciliables del caso Ayotzinapa, el jefe del Estado mexicano declaró: “Sólo hay una instancia de autoridad (la PGR) a la cual corresponde resolver y tener una definición sobre el tema”.

Para leer columna completa: Clic aquí