Peña Nieto en jaque

La fila de vehículos militares fue impresionante. Una caravana ocupada por hombres armados avanzó lentamente sobre la carretera, desde la salida de la ciudad de México hasta Toluca y de ahí con dirección a Morelos.

El pasado sábado se lanzó un gran operativo que no fue publicitado y tampoco bautizado pero el despliegue de fuerza recuerda el ingreso del Ejército al estado de Michoacán de diciembre de 2006.

No termina uno de acostumbrarse a ver tanquetas, camiones y carros de color olivo que en otros tiempos los mexicanos sólo mirábamos en los desfiles y los filmes de guerra.

Esta vez los lugares destinados para las operaciones bélicas fueron Taxco, Arcelia, Buenavista de Cuellar, San Andrés Totolapa, Altamira, Tlatehuala, Coyuca de Catatlán y Zirándaro de los Chávez. Cientos de militares y marinos entraron por una puerta trasera de Guerrero para ocupar tales poblaciones. Antes las fuerzas federales ya controlaban Iguala y Cocula.

Para leer columna completa: Clic aquí