Leonardo Curzio, conductor: Reunión del secretario de Gobernación con los dirigentes de los partidos, y El País le da cuatro columnas al tema: “Peña Nieto rectifica para salvar el Pacto por México”.

María Amparo Casar, colaboradora: No creo que haya una gran transformación en el discurso del presidente, de lo que dijo “no te preocupes Rosario” a lo que dijo en Puebla. Me pareció insuficiente, porque en el discurso en Puebla va después del comunicado que saca Luis Videgaray suspendiendo el acto de la presentación de la reforma financiera.

Lo que sí me sorprendió es que en ese discurso llamara a este asunto desavenencias. No son diferencias, aquí hubo un episodio en donde se detectó un delito. Me sorprende que no haya dicho que “sí se cometió un delito y le ordenó a mi procurador que investigue hasta sus últimas consecuencias”.

El discurso en Puebla dice que hay desavenencias, que se van a arreglar y que va a arreglar con los partidos una nueva forma de blindar los programas sociales. Hubiera esperado la otra parte de que se investigue porque sí hubo un delito y no es suficiente que se vayan estos de Sedesol.

Celebro que el Pacto siga para adelante, aunque vamos a ver qué pasa el lunes con Madero porque sabemos que al interior del PAN hay muchos tiradores en contra del Pacto.

Ricardo Raphael, colaborador: El Pacto por México no fue ideado por Enrique Peña y su grupo, lo que han contado los líderes perredistas y panistas es que fueron ellos los que se acercaron a Peña y le pusieron en las manos la posibilidad de modificar el modelo de negociación política entre los partidos y la posibilidad de enfrentar los grandes temas que en el sexenio anterior no se había podido.

En el momento en que Enrique Peña comete el error gravísimo de darle el espaldarazo a Rosario Robles y a todos los mapaches de este país, “ni se preocupen”, en ese momento una alianza Zambrano-Madero hace que el sistema entero chille y que el presidente tenga que recular porque sabe que perderse del Pacto por México es perderse de todos los milímetros ganados.

Audio completo: Clic aquí.

Previous post ¿Qué hacer con la sociología del extremismo?
Next post La sociología del extremismo