Leonardo Curzio, conductor: Con telecomunicaciones, amparo y educación tenemos temas interesantes.

Ricardo Raphael, colaborador: Hoy anuncian los periódicos que tanto el gobernador de Oaxaca como el gobernador de Guerrero se están deshaciendo este bulto de la contrarreforma.

Ambas entidades, para deshacer el entuerto que traían, bloqueo de carreteras incluido en Semana Santa, para dos estados a quienes el turismo es importante, pues se dieron a la tarea de elabora con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación una iniciativa que iba a destrabar y ahora le tienen que dar explicaciones a la nación.

En esto hay un síntoma más relevante del que se está viendo. Por algún animo simplificador se nos ocurrió pensar que el principal problema de la educación, el único problema de la educación era la cúpula del sindicato, si se removía la cúpula del sindicato conjunto de reformas iban a ocurrir. Nos está quedando claro que no, en realidad la reforma educativa va a pasar por distintas capas geológicas.

La más complicada tiene que ver con esta relación, la llamaba la OCDE, de simbiosis atípica entre la burocracia educativa y el sindicato. Pero la segunda capa que va a moverse es la relación entre las Federación y los estados, que en materia educativa no está resuelta. Esto me lleva a suponer que vamos a tener que encontrar dentro de la reforma educativa un nuevo trazado de fronteras de responsabilidades entre lo que le toca a la Federación y los estados.

Previous post Las razones de los profesores para salir a marchar
Next post Reunión de Enrique Peña con Juan Díaz