No cuadra el caso Lormand

No es raro que Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana de CdMx, ofrezca explicaciones inexactas. El día de ayer dio una conferencia de prensa a propósito del asesinato del empresario franco-mexicano Baptiste Lormand. Aseguró que detrás de esta tragedia no hubo intento de secuestro ni extorsión. Por la actividad como restaurantero que desempeñaba la víctima, era dado imaginar que el suceso tuvo relación con un cobro por derecho de piso. García Harfuch descartó de plano esta hipótesis y afirmó que se trató de un robo de mercancía, ya que el empresario comercializaba alcohol de alta gama. Dijo haber detectado el mismo modus operandi en otros hurtos que terminaron en asesinato.

En la narración ofrecida por García Harfuch hay, sin embargo, una pieza que no encaja: afirmó que Lormand abandonó su domicilio, en Polanco, a las 18:20 y que 26 minutos después, a las 18:46, las cámaras de CdMx captaron su vehículo en la calle Privada de Horacio de la colonia Del Bosque. Resulta que la calle Privada de Horacio no está ubicada en la colonia Del Bosque, sino en Polanco, la misma donde residía el empresario. La única colonia Del Bosque de CdMx está en la alcaldía Gustavo A. Madero, detrás del Reclusorio Norte.