No creo en la sinceridad del Presidente

Riñen los mensajes: es contradictorio ofrecer un diálogo franco y al mismo tiempo fijar posición en contra de una de las partes que participará durante el debate.

Las palabras son de Enrique Peña Nieto: “No estoy a favor de la legalización del consumo de la marihuana… puede inducir al consumo de otras drogas mucho más dañinas… Sin embargo no (soy) dueño de la verdad única… estoy abierto a recoger posiciones debidamente documentadas, científicamente sostenibles que eventualmente puedan dar curso a una postura distinta”.

Con este discurso cargado de ambigüedad invitó el Presidente a debatir.

Para leer columna completa: Clic aquí