Hace no mucho un hombre próximo al presidente me dijo que el principal talento de Enrique Peña Nieto era saber escoger colaboradores. “Puede tener otros errores -afirmó-, pero no se equivoca cuando lee y selecciona a las personas”.

Me temo que existe evidencia en cantidad considerable para afirmar que ese talento ha decrecido. Hay nombramientos cuyo costo político ha sido muy algo y terminan apocando las buenas decisiones que también se han tomado.

La campaña #NiCuotasNiCuates, dirigida para evitar un error político grave en el nombramiento de los futuros ministros de las Corte, puede extenderse a los cargos del servicio exterior.

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post T P P LAS INCÓGNITAS
Next post #YaChole dicen también en el PRI