Movilidad social

En nuestro país es muy difícil, como se dice coloquialmente hacerla, defina usted hacerla como mejor lo piense, hacerla teniendo más ingreso, una mejor casa, una mejor posición social, que los hijos vayan a la mejor escuela, que vivan mejor que uno, ¿todo esto es una aspiración legítima en una sociedad como la nuestra es muy difícil? Se trata de un edificio, como esos que hay en Tlatelolco, una suerte de triángulo muy pronunciado donde quienes viven el primer piso porque tienen pocos ingresos, porque no tienen una buena posición, porque no tienen estudios muy difícilmente van a lograr pasar al segundo piso y hay que decirlo, la misma dificultad casi va a implicar que sus hijos o sus nietos pasen al segundo piso, la injusticia no termina ahí, del otro lado de la pirámide en la parte superior es muy difícil que la gente se caiga, una vez que ya se llegó ahí uno puede flojear, puede no estudiar, puede hacer poco, y rara vez va a pasar al cuarto o al tercer piso, en efecto este es un país donde las escaleras están mal construidas y las serpientes en el juego tampoco existen, está descompuesto el ascensor, hay un problema serio de movilidad social en nuestro país, hoy vamos a hablar de sus distintos ángulos, las razones por lo que esto está así y las reflexiones que tendríamos que hacer para que un día los mexicanos podamos hacerla.