¿Morena es un partido o un botín político?

Morena no parece un partido sino un botín político. El partido Movimiento Regeneración Nacional nació para llevar a Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México en 2018 pero, una vez obtenido el triunfo, ha sido incapaz de trascender el mandato original.

Continúa siendo el partido del presidente y la disputa actual por la sucesión en la dirigencia nacional refleja las dificultades que sufre para sobrevivir a su fundador.

Morena padece una circunstancia envilecida porque, en vez de construir institución, sus dirigentes solo tienen en mente el capital político que potencialmente alimentará sus muy personales aspiraciones políticas.