Si la carta a la que hizo referencia Santiago Nieto Castillo es la misma que Emilio Lozoya Austin hizo pública a través de las redes sociales, el cesado fiscal de la FEPADE debe ser señalado por mentiroso, más que por violar la reserva de la investigación en curso a propósito del caso Odebrecht.

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post Entrevista a José Antonio Meade
Next post Reconstruir la ciudad