Leonardo Curzio (LC), conductor: Mi querido Ricardo Raphael qué gusto verte.

Ricardo Raphael (RR), colaborador: Leonardo Curzio, también qué gusto. Hay una agenda pesadísima, yo no sé de verdad sobre qué tema, te traigo como siete cartas, escoge.

LC: ¿Es interesante por potente o por plúmbea? ¿Es pesada por plúmbea o porque tiene muchos temas?

RR: Yo no lo sé. Ahora que escuchaba con mucha atención esta última hora el noticiario, ha sido un regalo porque nos da una buena idea de cómo arranca la contienda electoral.

LC: Gracias.

RR: ¿Qué conclusiones puede uno retirar de todas estas entrevistas? Y te diría una, empiezo con la negativa: ¡Cuánta mezquindad! O sea, traigo la sensación, no sé cómo te fue en tu propio análisis con respecto de alguna de las entrevistas, pero ¡cuánta mezquindad!

Déjame ponerte el caso de Margarita Zavala por delante, simplemente a manera de ejemplo. Escuché con respeto, el respeto que siempre me merece Gustavo Madero, pues decirte que ahora fueron las fuerzas locales las que eligieron las candidaturas y, bueno, no nos aclara sobre qué criterios jugaron las fuerzas locales.

Margarita Zavala jugó para obtener una candidatura plurinominal en la cuarta circunscripción, que por cierto no sólo es el Distrito Federal ¿eh? Porque él decía “Es que el Distrito Federal nada más puso uno”. No a ver, Margarita Zavala pertenece a una circunscripción y normalmente, según los estatutos, son las circunscripciones las que marcan.

Fíjate, en efecto, de esa circunscripción sólo me quedo con el nombre de Cecilia Romero, las otras dos posiciones, que son un par de varones, uno por cierto gente de Moreno Valle, y el tercer lugar que ni el nombre recuerdo…

Para escuchar audio completo: Clic aquí

Previous post Mirreynato: la otra desigualdad
Next post Transparencia Presupuestal