Italia después de la crisis

El pasado 4 de julio, el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, realizó una visita oficial en México. Junto con el Primer Ministro Matteo Renzi, el nuevo binomio del poder ejecutivo italiano ha levantado la maltrecha economía del país, recuperando el perdido liderazgo de Roma en la Unión Europea.

No obstante, el gobierno italiano enfrenta importantes problemas en constante tensión: al sur, el gobierno intenta detener el flujo de migrantes que desde el norte de África cruza el Mediterráneo, mientras que en la frontera norte, el gobierno de Austria ha cerrado el paso para los migrantes que buscan llegar al centro de Europa. Al mismo tiempo, dentro de las fronteras italianas, el movimiento euroescéptico cinco estrellas de Beppe Grillo y el partido de extrema derecha, Forza Nuova, amenazan políticamente la coalición de izquierda que encabeza el Partido Democrático.

¿Está Italia plenamente recuperada en términos económicos? ¿Cuenta con la suficiente estabilidad como para hacer frente a la crisis de migrantes en Europa? ¿Es el gobierno de Mateo Renzi y Sergio Mattarella un contrapeso de izquierda importante a nivel europeo?