Para que México se convierta en una de las diez potencias del mundo, quizá la limitante más grande tiene que ver con la insuficiencia de recursos que tiene el Estado mexicano para financiar los servicios.

Previous post 20. No importa que la erre se haya extraviado
Next post Napolitano, la renuncia del brazo duro contra los migrantes