En julio México votó de manera abrumadora contra los fueros y los privilegios, pero ellos hacen como si no escucharan.

Hace unas semanas, por la vía de un procedimiento abreviado (amañado), ellos salvaron a Javier Duerte, el hampón de Veracruz, de enfrentar un juicio conforme a Derecho.

Con igual maña, antes de marcharse, ellos quieren dejar impunes los delitos de César Duarte, el hampón de Chihuahua.

Para leer columna completa: Clic aquí 

Previous post Coalición Mexicana LGBTTTI+
Next post Muertos