Made in Mexico

Sólo el miedo patológico a no ser mirado por los demás explicaría la exhibición que nueve personas hicieron de su intimidad en la serie original de Netflix dedicada a hurgar dentro del penthouse mexicano.

Made in Mexico logra arrancar sorpresa con la suntuosidad de mansiones y ranchos, los closets con cientos de pares de zapatos, las fiestas de bautizo con charreada incluida, el día de muertos al estilo mirrey, la inagotable arrogancia de la filántropa y la holgazanería y condescendencia del junior.

Para leer columna completa: Clic aquí