Lozoya: otro caso juzgado fuera de los tribunales.

En México reina la impunidad porque fiscales y jueces suelen viajar en el último vagón del proceso judicial. El caso de Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, conrma el desastre y el desaseo.
Las acusaciones, los alegatos, las pruebas, la evidencia, los testimonios, las sentencias y hasta la absolución son piezas de un litigio que está ocurriendo en la opinión pública, mucho antes de que la persona imputada celebre su primera declaración ministerial.
Otro plato que se cocina se sirve y se cena antes de que los responsables de administrar e impartir justicia hayan siquiera sido convocados al comedor.
La política y sus intereses dominan sobre todo lo demás, por eso la Fiscalía General de la República (FGR) perdió el control del proceso, previo a que éste diera comienzo.

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

Scroll to Top