Los tres dilemas del último año

El último año de un presidente es definitivo para su herencia. Puede haber acumulado éxitos previos monumentales o haber, también, cometido errores garrafales, que la memoria de los doce meses finales termina siendo más importante para el porvenir que el resto de la gestión.

Enrique Peña Nieto ha tenido momentos buenos y también pésimos, pero será el tiempo que le resta como primer mandatario el que sedimentará con mayor gravedad en los libros de historia.

Para leer columna completa: Clic aquí

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

By | 2018-03-06T12:58:17+00:00 marzo 6th, 2018|