Los autonomitos

Así los llamaban en la Secretaría de Hacienda, al final de la administración anterior: los autonomitos. La primera vez que escuché el término fue a propósito de Coneval.

La Cruzada contra el Hambre —política social estrella de Enrique Peña Nieto— comenzaba a hacer agua y los funcionarios federales de esa época enfurecieron contra el organismo dedicado a dar la mala noticia.

Al parecer el autismo va con el puesto: si los datos refutan la convicción, al diablo con los datos y también con quien los produce.

La guerra contra Coneval comenzó cuando los funcionarios de Hacienda presionaron hasta modificar el termómetro para medir la pobreza. El objetivo político del gobierno era llegar a la elección siguiente mostrando un número inferior de pobres, aunque la pobreza continuara siendo la misma.

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE