Las elegidas, el libro más reciente de Jorge Volpi, narra una serie de olas de tragedia desde un epicentro: la explotación. Errará quien ponga el acento en la trata de mujeres pues en realidad la narración en verso libre se adentra en la complejidad, concéntrica, de múltiples abusos en colisión. La trama aborda la historia de Salvina y el Chino, una pareja que desde la red de prostitución anclada en Tenancingo, Tlaxcala –que dicen los mitos, está enraizada en tiempos prehispánicos- parten hacia la tierra de la leche y la miel, Estados Unidos, en busca de una vida mejor.
Ricardo Raphael conversa con dos viejos amigos, un dúo de escritores que nutre y robustece el edificio literario mexicano: Jorge Volpi e Ignacio Padilla. La discusión, sostenida en el estudio de Volpi, recorre el universo literario del autor, desde el Manifiesto Crack, la Pieza en forma de sonata, para flauta, oboe, cello y arpa y los días universitarios, pasando por En busca de Klingsor y Salamanca, hasta la conducción del Canal 22, del Festival Internacional Cervantino y la publicación de Las elegidas.

Previous post “Quien la hace, la paga”
Next post Honduras a ras del suelo