Al menos 85 personas han perdido la vida y un número similar sufrió quemaduras graves. El infierno fue implacable.

Para leer columna completa: Clic aquí

 

Previous post Improvisación y crisis de gasolina
Next post ¿Complot gringo contra el gobierno de AMLO?