La macrorreforma de López Obrador para achicar al Estado

Viene preparando desde hace varios meses una reforma al Estado de enorme magnitud. El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que este lunes 11 de enero tiene prevista una reunión con su gabinete para exponer las líneas generales de una iniciativa que eclipsará muchas de sus decisiones previas. El paquete tiene tres propósitos: reducir el número de programas a cargo de las secretarías de Estado, desaparecer dependencias del gobierno federal creadas por la legislación y proponer una gran reforma a la Carta Magna que elimine varios organismos constitucionales autónomos. Si los recortes presupuestarios de 2019 y 2020, así como la cancelación de los fideicomisos, provocaron debates acalorados, lo que viene será de mucho mayor envergadura. 

López Obrador pretende que esta bandera sea principal en las próximas elecciones federales y está dispuesto a invertirse de cuerpo entero para sacarla adelante. Desde hace varios meses instruyó a los titulares de las secretarías para que disminuyeran el número de programas que operan. Cree el Presidente que la obesidad de la Administración Pública Federal se debe no solo al despilfarro, sino también al exceso de actividades y tareas.