La independencia: problema del Tribunal Electoral

No aguantó las ganas Salvador García Soto de responder a mi columna sobre el proceso desaseado detrás del nombramiento de José Luis Vargas como presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Este maestro de periodismo me reclamó falta de oficio y también de compromiso con la democracia.

Me veo obligado a reiterar que Salvador García Soto falseó la verdad con el tuit publicado el día de la elección del presidente del TEPJF y temo que agravó las mentiras con su reciente columna en El Universal (07/11/20):

1. Cuando García Soto cantó que José Luis Vargas había obtenido la presidencia del Tribunal Electoral, por unanimidad, aún no se había celebrado la sesión entre los siete magistrados.

2. Es rematadamente falso que hubiese habido un acuerdo de la Sala Superior para lograr un nombramiento por unanimidad.

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

Scroll to Top