La crisis económica y las familias indígenas

La población indígena mexicana está sufriendo los peores efectos de la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus. Las fuentes de ingreso de sus familias se han reducido de manera importante y no cuentan con patrimonio para soportar una situación que para ellas podría ser más prolongada.

Las personas económicamente activas que pertenecen a comunidades indígenas viven mayoritariamente en México de trabajar para cinco sectores: construcción, trabajo remunerado en el hogar, agricultura, turismo y comercio.

Si bien con variaciones, estas actividades registran pronósticos preocupantes para este 2020.

La industria de la construcción da empleo a más de 3 millones 500 mil personas, entre las cuales al menos al menos 20% son indígenas. Hay entidades, como el Estado de México, Michoacán, Guerrero, Veracruz y la península de Yucatán en que esta cifra rebasa el 30%.

Para leer columna completa click: aquí

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

Scroll to Top