La Cuarta Transformación no tiene resuelta su relación con la pluralidad. Con todo respeto -como dice el presidente Andrés Manuel López Obrador- sus líderes no suelen ser respetuosos con las voces divergentes.

Se desconfía, por principio, de quien no comparte opinión, de quien no tiene proximidad, no solo ideológica sino personal…

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post Ricardo López Murphy
Next post En defensa de la autonomía