Uno de los temas que con mayor curiosidad se despiertan hoy es el de la frontera entre Estados Unidos y México porque buena parte del futuro de ambas naciones pasan por reconciliar esa frontera que ha tenido más de una polarización, sin embargo igual de curioso significa el abandono del estudio histórico de lo que pasó en esa frontera, cómo se construyó de un lado y del otro, porque los historiadores de Estados Unidos y los mexicanos suponen que ya lo saben todo sobre la relación de estos dos países al punto de dejar de estudiarlo, en contra oposición a lo que estoy diciendo un antropólogo mexicano muy distinguido Claudio Lomnitz ha venido elaborando discusiones sobre la frontera que son de lo más interesantes y aunque son históricas de lo más actuales para entender ese fenómeno.

Previous post Crisis en el IPN/Violencia en Guerrero y Tlatlaya
Next post Cumbre Latinoamericana de Periodismo 2014