Durante más de un año y medio, el escritor y periodista Ricardo Raphael visitó en el penal de Chiconautla a Galdino Mellado Cruz, miembro fundador de Los Zetas. Con base en sus conversaciones, escribió Hijo de la guerra, libro que “se debate entre la ficción y la realidad” y que “reconstruye la gran tragedia de una nación en la que la incertidumbre, el narcotráfico y la corrupción fueron el caldo de cultivo perfecto para que militares de élite se convirtieran en el mayor grupo delictivo” del país. Con autorización del autor y de la editorial Grupo Planeta se reproducen fragmentos del primer capítulo.

Bajé a desayunar temprano, fui de los primeros en entrar al restorán. Poco a poco llegó la raza nuestra, pero nadie hablaba. Los jefes notaron la circunstancia del silencio. Entonces El Cos se animó a preguntar:

–¿Ustedes qué tienen, cabrones? ¿Están mal cogidos o se les apareció el diablo?

Esperamos a ver quién hablaba primero. El M se levantó y volvió a interrogar:

–A ver, tú, Galdino –a mí ya me hablaba así porque yo era su chofer–. ¿Qué carajos sucede?

Para leer columna completa clic: aquí