Mientras en estos días de incierta economía las acciones bursátiles de Televisa van al alza, las acciones políticas de esa misma empresa se han subido en un elevador que baja y baja.

Esa compañía necesita ser menos torpe a la hora de resguardar la imagen, ya no sólo de la razón social, sino también de su principal dueño. Pareciera que desde adentro hay una campaña diseñada deliberadamente para desbarrancar a Emilio Azcárraga Jean. Para muestra están las intervenciones del cómico Eugenio Derbez, del pasado fin de semana durante la jornada del Teletón, quien para sorpresa de los que disfrutan con su sentido del humor, en esta ocasión lo vieron utilizar el micrófono para fustigar contra los detractores de esa institución estrechamente vinculada a Televisa.

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post Thomas Piketty: El Capital en el siglo XXI
Next post “El ‘Mirreynato’ no es un régimen político es un régimen amoral”: Raphael