Arranca el Congreso del PRD, y es uno que puede hacer historia. Las dificultades que atraviesa ese partido, están creciendo. Sus liderazgos, sin López Obrador, traen una pugna cada vez más severa, por ver quien preside dicho instituto político. Por un lado, los “Chuchos” tienen ánimo para continuar con el liderazgo; sin embargo, hay otras corrientes que quieren cambios.

Previous post Transparencia sindical
Next post Robo de combustible