El poder corruptor de Isabel Miranda

Isabel Miranda Torres tiene experiencia en el arte de amedrentar a quien ella pone en su lista de adversarios. Lo ha hecho impunemente contra defensores de derechos humanos, periodistas y abogados, públicos y privados.

Es el caso, por ejemplo, de Ambar Treviño Pérez, quien llevó la defensa de César Freyre Morales, Juana Hilda González Lomelí y Brenda Quevedo Cruz, personas acusadas por haber, supuestamente, secuestrado y asesinado a Hugo Alberto León Miranda.

En el pasado el poder corruptor de Isabel Miranda era tan grande que utilizó a la SIEDO para que la abogada fuera detenida por agentes federales y luego arraigada en una casa de seguridad con el propósito explícito de que abandonara su responsabilidad.

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

Scroll to Top