El joven maravilla

Así lo llamaba don Aurelio Páez, decano de periodistas, cuando, a los diecisiete años comenzó a trabajar como reportero en Ciudad Juárez. Treinta y pocos años después Javier Corral Jurado se convirtió en gobernador de Chihuahua.

Este martes tomó posesión ante un auditorio al que asistieron más de diez mil personas. Ahí pronunció un discurso cargado de provocaciones.

No podía ser de otra manera cuando la carrear política de Corral ha sido, desde siempre, una gran provocación.

Para leer columna completa: Clic aquí