10. El Ingeniero García en Dallas

Hunter Hunt es un millonario texano que heredó una de las compañías dedicadas a la energía más importantes de los Estados Unidos. Su familia dio argumento para una serie de televisión que fue famosa en los años ochenta. ¿Quién no vio al menos un capítulo de Dallas, donde el perverso J.R. solía ganar todas sus batallas? Esta historia se basó en la familia Hunt.Hunter Hunt

Quien encabeza en el presente los destinos de tal empresa familiar, Hunter Hunt, resulta ser un hombre muy próximo a México. Vacaciona con frecuencia en ese país, participa en discusiones de alto nivel sobre el futuro mexicano y financia investigación académica a propósito de la relación entre México y los Estados Unidos.

Hunt está convencido de que México tiene excelentes profesionales que deberían venir a trabajar a su empresa, radicada en la ciudad de Dallas. En su caso, no está interesado en contratar al migrante mexicano que abarata la mano de obra; él busca técnicos, científicos, ingenieros dedicados a la innovación tecnológica. Y les paga muy bien.

Hace tiempo que Hunter Hunt detectó que el Instituto Tecnológico de Monterrey está formando a los mejores profesionales para el sector energético; mejores que muchos ingenieros egresados de las universidades estadounidenses.

Pozo petroleroEl ingeniero García llegó a trabajar a las empresas Hunt sin demasiado esfuerzo. Es un mexicano egresado de una excelente universidad de su país y en Dallas su talento se cotiza bien. Un maestro suyo le reclamó por abandonar la tierra de sus padres: “¡Gente como tú provoca la fuga de cerebros que estamos viviendo en México!” La acusación generó culpa en el ingeniero García, pero él explica: “en mi país, si quiero obtener trabajo solo hay dos empresas que podrían contratarme y las dos son del Estado, muy burocráticas y si ahí se quiere hacer carrera hay que tener palancas que yo no tengo. Aquí me pagan dos o tres veces más de lo que habría ganado allá. Aquí no tengo que pertenecer al sindicato, tampoco ser amigo o pariente del director general. Mis conocimientos y mi esfuerzo valen por sí mismos, sin ningún otro argumento.”

Dallas se ha convertido en una esponja que absorbe todos los días talento mexicano. Mexicanos dedicados a la nanotecnología, la termodinámica, la medicina y muchos otros campos de las ciencias modernas tienen hoy abiertas las puertas, prácticamente sin ningún impedimento, para migrar y residir en los Estados Unidos.

Todo lo que el ingeniero García tiene que hacer es domesticar su culpa; él no es un mexicano que se fugó, sino uno que quiere aprovechar y hacer rendir mejor su talento. ¿Por qué verse solamente como empleado de Pemex o CFE cuando, en el mundo, la industria de la energía es mucho más vasta?

Hunter Hunt es un texano que entiende la región norteamericana mejor que otros. Por eso le interesa tanto la integración económica y cultural entre México y los Estados Unidos. Es una adelantado a su tiempo. Intuye que un día podrá ser igual de fácil y digno trabajar en México que en los Estados Unidos. Pero para que ocurra esto, muchas barreras físicas y sobre todo mentales habrán todavía de derrumbarse.

 

2 comentarios en “10. El Ingeniero García en Dallas”

  1. Sin olvidar que detrás de semejante talento del ingeniero García está una gran mujer que lo siguió como grupie por toda su travesía!

Los comentarios están cerrados.