El gobierno de CDMX planeó la represión

Seis a uno fue la proporción de policías contra manifestantes en la marcha de mujeres del lunes 28 de septiembre para defender el derecho al aborto legal, seguro, libre y gratuito. Esa tarde, entre granaderos, personal de tránsito y agentes había unos 3 mil efectivos para contener a dos contingentes cuyo número total no superaba las 500 personas. La asimetría fue el principal motivo de la violencia, y también la logística planeada y desplegada para provocar. Dos manifestaciones concurrieron al mismo sitio ese lunes. La primera partió de Monumento a la Revolución hacia la una treinta y estaba integrada por jóvenes encapuchadas y vestidas de negro que se autoidentifican como anarquistas.

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

Scroll to Top