El diario El País recientemente estrenó El espectador, una sección dedicada exclusivamente al análisis del cine latinoamericano. Una parte significativa de la cobertura está dedicada a México y la producción más reciente de nuestro cine que atraviesa por un momento claroscuro de expansión y éxito pero de escasez de financiamiento y palidez frente a las industrias cinematográficas más desarrolladas del orbe. ¿Cómo se observa el cine mexicano desde el extranjero? ¿Qué implicación tiene la factura de cintas ganadoras en los Óscares o en Cannes para la marca país mexicana?

Previous post La vida dentro de la guerra contra las drogas
Next post ¿Qué pasó con el novio de Florence Cassez?