El viaje a México, que hizo el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, el pasado 31 de agosto, desencadenó fuertes críticas y enojo por parte de los mexicanos.

Previous post Reforma educativa y conflicto magisterial
Next post El infame ascenso de Tomás Zerón