Cuatro Caminos, el laberinto de la muerte

Jorge vivió el peor episodio de su vida. Tiene trece años y le tocó presenciar la muerte de otro joven, poco mayor que él, en la combi que tomó con Juana su madre, minutos antes desde el paradero de Cuatro Caminos.

Al muchacho le arrebataron una mochila nueva en cuyo interior llevaba la tableta que le regalaron en la escuela. A la mamá le quitaron el teléfono celular, la cartera y una chamarra que se había comprado en Navidad. Los dos iban con rumbo a Valle Dorado, en un vehículo de transporte público abarrotado; por increíble que parezca, dentro de esas combis llegan a subir hasta 15 pasajeros.

Para leer columna completa: Clic aquí 

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

By | 2018-01-19T00:48:50+00:00 enero 19th, 2018|