Contra-réplica a Víctor Hugo Lobo

¿Votaría usted por un depredador?

Es un político de rapiña y sin embargo acudirá de nuevo a las urnas. Colecciona todos los meses denuncias, pero cuenta con el respaldo de la cúpula política de su partido. No es una excepción a la regla, aunque su comportamiento es más notorio que el de otros pertenecientes a su propia especie.

Su nombre es Víctor Hugo Lobo y aspira a gobernar, por segunda ocasión, la delegación Gustavo A. Madero del Distrito Federal. Le protegen las siglas del PRD.

Juan Pablo Castañón, presidente nacional de la Coparmex, lo acusó de ser el responsable de la huida en masa que han emprendido hoteleros, restauranteros, prestadores de servicios y comerciantes – de todos los tamaños – de esa delegación.

“La extorsión es el flagelo que más golpea a las micro y pequeñas empresas de (tal) demarcación”, afirmó sin concesiones este líder empresarial.

Los opositores de Lobo agregan que se ha vuelto imposible hacer política en su territorio. No importa que sean del PAN, del PRI, de Morena o del PRD, quienes se atreven a competirle saben que pagarán con hostigamiento, violencia, amenazas y otras formas de represión.

Víctor Hugo Lobo tiene antecedentes penales. En el pasado estuvo preso por el delito de fraude, pero esa mancha en su currículo se ha vuelto invisible con el tiempo. Sobre todo ahora que es un hombre económicamente poderoso; según se afirma, dueño de constructoras, hoteles, gasolineras, bares y otros antros.

image001 image002