Los Polinesios, de YouTube a la literatura con ‘Tres promesas’