Opinión

Dulces para los adultos

Es de mal gusto cuando los adultos manipulan con un dulce a los niños para plegarlos a su voluntad. Todavía más bajo me parece cuando los muy listillos hacen igual para engañar a otros adultos. Merecen desprecio por su doble soberbia y, como castigo, habrían de padecer prolongada desnudez en medio de la plaza pública. Fueron engañifas endulzadas las que los legisladores nos recetaron este año para que la ciudadanía diera por buena su reforma política: reelección de representantes controlada por los dirigentes políticos, candidaturas independientes tan difíciles de lograr como el registro de un nuevo partido y una consulta popular ciudadana prácticamente imposible de ocurrir. La trampa viene en la letra chiquita – en la reglamentación – de cada tema. Nos tomaron el pelo, incluso a quienes ya lo habíamos [...]

By | 2014-09-06T11:52:20+00:00 diciembre 23rd, 2013|