El Universal (page 39)

El interregno y la violencia

No había llegado Felipe Calderón a tomar protesta como presidente de México cuando la ferocidad criminal ya había mostrado en México signos de su devastadora garra. Fue durante el interregno, entre julio y diciembre de 2006, cuando las cabezas arrojadas sobre la cuneta de las carreteras, los cuerpos mutilados y otros regalos macabros crecieron asombrosamente su cifra en nuestro país.
Aquel momento no fue una casualidad, como tampoco pareciera serlo ahora que, también Michoacán, y sus estados vecinos, son de nuevo escenario de pulsiones sombrías.

Seguir leyendo »

Nuestros miedos están fundados

Nuestra pronunciada propensión hacia el autoritarismo es lo que produce mayor temor. Enrique Peña Nieto repite sin cansarse que él no gobernará mirando por el retrovisor; hace públicas, cada que puede, sus convicciones democráticas y su compromiso con las libertades. Según el virtual candidato electo, la suya no será una presidencia que nos regrese a los tiempos en que el Estado otorgaba los derechos como dádiva graciosa y arbitraria, mientras las y los gobernados poco sabíamos o podíamos hacer para que la Constitución se respetara, independientemente de la voluntad de los políticos y las burocracias.

Seguir leyendo »

La protesta escala

No importa cuánto se esmeren algunos medios en negarlo, el sábado pasado creció el número de personas dispuestas a salir a la calle para exhibir su rechazo al resultado de la pasada jornada electoral. Aunque nadie pareciera estar contando, se habla de cien mil en la ciudad de México y de por lo menos otros 50 mil en Guadalajara, Cuernavaca, Monterrey, Veracruz, Quintana Roo, Chiapas, Coahuila y Tamaulipas.

Seguir leyendo »

Dos lados de una misma conciencia

Este proceso que ayer concluyó tuvo momentos luminosos y otros francamente detestables. Por método inicio con lo primero: a diferencia de otros tiempos en que los candidatos eran prácticamente los únicos protagonistas de las campañas, esta vez la sociedad tuvo muchas cosas que decir y preguntar. No puedo afirmar que los papeles se hayan invertido, pero sin duda se equilibraron.

Seguir leyendo »

Va mi voto por las libertades

Estas líneas están dedicadas a quien todavía navega con angustia por el afluente de la indecisión. De ayer en una semana ya habremos ido a las urnas para expresar nuestra voluntad y, sin embargo, a pocos días la hesitación todavía corroe a más de una respetable y respetada conciencia.

Los hay que ya decidieron pero, por prudencia, darán una última revisión a sus conclusiones; no vaya a ser que por falta de acuciosidad pasen seis años de culposo arrepentimiento.

Seguir leyendo »