5. Woodlands

La migración no es monopolio de los más jodidos, también los ricos hacen maletas. Han dejado notorio rastro, sobre todo en el barrio de Woodlands. Prueba de su existencia se halla en las tiendas de abarrotes (las llaman de conveniencia), ubicadas en la avenida principal. Ahí se venden mazapanes “La Rosa”, dulces para niños preparados a base de chile piquín y gordos frascos de cristal nutridos con salsas verdes y rojas.

Pero esa es una pista sutil. Se sabe de su existencia porque visitan los centros comerciales con idéntica ostentación a la que antes ejercían en sus ciudades de origen.

En contraste con algunos de estos mexicanos, los árabes millonarios se miran discretos. La madre de familia pasea a sus hijos acompañada por una, dos y hasta tres nanas. Su marido tiene estacionada fuera de casa una camioneta SUV negra saturada de guardaespaldas. Vienen de Monterrey y la Ciudad de México, uno que otro de Saltillo y varios de Tampico y la frontera tamaulipeca. Comenzaron a llegar desde la década de 1990 pero su traslado se aceleró fuerte después del año 2007. Igual a como hicieran sus compatriotas pobres en Magnolia Park, durante los años de la Revolución, los pudientes mexicanos llegaron a Woodlands siguiéndose los unos a los otros.

P1000083 - baja

Este es un barrio que se fundó hace ya más de cuatro décadas para el solaz de texanos que, durante los fines de semana, tenían necesidad de ofrecerse un paisaje más fresco y decorado que el dominante en la ciudad de Houston. Gracias a los lagos de su alrededor, coníferas de distinta estirpe fabricaron un microcosmos agradable y muy distinto a los paisajes vecinos. Hoy este bosque es conocido como el “Little Mexico” de Houston.

P1000082- baja

Aunque se encuentra a casi una hora del centro de esa ciudad, su ventaja radica en que está a menos de 20 minutos del aeropuerto internacional. Si se utiliza el avión, este barrio se halla solo a dos horas de distancia de la ciudad de México y a una de Monterrey. Hay familias que han encontrado como buena solución para sus vidas radicar en Woodlands, mientras envían al proveedor del sustento a trabajar durante los días hábiles a sus oficinas de México. Hay otros señores que se permiten laborar desde casa y cruzan la frontera solo si la circunstancia obliga. Un tercer tipo de migrante en estos bosques es aquel que pensó hacer un gran negocio con los texanos pero después de varios fracasos prefirió meter su dinero al banco. Una cuarta especie son aquellos sujetos que cuentan con una cuenta bancaria abultada pero se ignora la manera como la obtuvieron.

P1000079 - baja

Cuando las cifras de extorsión, secuestro, asesinato y demás parafernalia de la inseguridad escalaron sin contención en México, estos distintos personajes tomaron a su familia de la mano y la trajeron a vivir de este lado de la frontera. Poco se complicó para ellos el tema del papeleo burocrático o las aduanas. Lograron una entrada fácil a los Estados Unidos porque prometieron al gobierno extranjero que invertirán y consumirán intensivamente en la economía texana.

Se rumora que hay un club de familias mexicanas que se auto-nombran como “El Grupo de los 10.” Según se dice, solo pertenecen a éste quienes obtuvieron la residencia en los Estados Unidos asegurando una aportación de al menos 10 millones de dólares para derramar en algún negocio extraordinario.

Durante el primer semestre de este año, una asociación de personas dedicadas a devolverle a la comunidad algo de lo bueno que la comunidad les ha brindado, trajo como conferencista a Margarita Zavala, esposa del ex presidente Felipe Calderón, para que motivara sus mejores intenciones espirituales. Se juntaron para el evento no menos de 500 esposas bien acomodadas de Woodlands. ¡500! Casi todas aterrizadas sobre esta geografía durante los últimos cinco años. Cada una obtuvo su boleto y contribuyó con un sobre precio para que la caritativa asociación lo dedicase a una buena causa.

La generosidad de algunas personas pertenecientes a esta comunidad goza de tan buena reputación que algunos de los vendedores de las marcas más caras de joyas, ropa y zapatos suelen visitarlas para colectar su respectiva contribución. Saben estos prestadores de servicio que cuando uno de estos mexicanos gasta dinero, lo hace a la vez con pasión y desapego. En reciprocidad se les evita el trayecto al Centro Comercial. En la comodidad del hogar les venden vestidos de temporada, relojes de marca vistosa y zapatos que cualquier estrella de Hollywood envidiaría sin esconderlo.

¿Quiénes son estos mexicanos? La pregunta no encuentra respuesta rápida. (El silencio de los distintos interlocutores precedió regularmente a la satisfacción de mi curiosidad): “Unos son mexicanos que salieron huyendo por la inseguridad, pero no todos. Otros son familiares de funcionarios públicos, también de políticos. Woodlands es un lugar donde uno puede esconderse fácilmente (si no se visitan los las tiendas de conveniencia o los centros comerciales). Te metes a tu casa y no hay quien sepa que estás ahí.”

La siguiente interrogante es obligada: ¿Personas que están fuera de la ley? Alguien me responde con otra pregunta: “¿Para qué traer guaruras en Houston si uno está en paz con sus asuntos?”

Al lector de esta pieza le ahorré la descripción de las casas que dominan el barrio de Woodlands. Como bien dice el refrán, las imágenes hablan más que mil palabras. Junto a ellas dejo sin embargo un solo adjetivo: fastuosas.

2 comentarios en “5. Woodlands”

  1. ¿También estos se cooperaron para que los mexicanos no tengan ni trabajo ni dinero? Son también el motivo de que en este País haya disminuido exageradamente el dinero circulante? Yo no tengo ni trabajo, ni como trabajar, pero eso, es gracias a los usos y costumbres, que ya descubrí que vienen de la religión católica, de que la Santa Inquisición jamas se fue y se las ingenio para echar abajo todas nuestras libertades, derechos y garantías individuales, así como el acceso a nuestras obligaciones, continuando con la perpetración de despojo de bienes y hasta de la vida. ¿Porque a nadie le interesa que las mujeres se avienten a las vías del metro? ¿Porque ni siquiera mencionan sus nombres en los medios? Seguro las llevaron a tal desesperación por cuestiones de usos y costumbres y tal vez si investigaran, hasta dueñas de algún terrenito o una casita resultarían. Pero, como investigar, si ellos no dan nombres y los medios tampoco se interesan en preguntarlos ¿sera que si los obtuvieron, pero están en el acuerdo de no darlos? ¿Hasta cuando van a seguir con este genocidio? Muy cercanos unos a otros los suicidios de mujeres que se aventaron a las vías del Metro y la mujer que recientemente le paso un hombre joven por encima con su camioneta y solo dijeron -voz de reporteros- que los empleados de la gasolinera dijeron que la señora llego a pedirles ayuda porque el hombre que la asesino, la venia siguiendo y le decía que traían a un secuestrado en su camioneta -de la mujer asesinada-, posteriormente -días siguientes-, mostraron un vídeo en el que se veía que el hombre -de lejos- les revisaba el interior trasero de la camioneta y luego se iba a su camioneta y le pasaba hacia adelante y enseguida se echo en reversa, por lado izq. muy pegado a la camioneta -de la mujer asesinada- y el acompañante de ella parado afuera esquivaba a esta, subiéndose a la camioneta aprisa y luego se vio que enfilo hacia la mujer que estaba parada en la punta de la banqueta, adelante de las bombas de gasolina y ella se baja y el la empuja con la camioneta, ella cae -al parecer de espaldas- al piso y el le pasa por encima .-debajo de la parte media ella- y queda tirada y el huye en la camioneta, mientras 2 policías corren tratando de alcanzarlo, muy cerca de la camioneta. Tomaron las placas posteriormente -otro día-, se dijo que lo localizaron y fueron a detenerlo hasta su casa, lo curioso es que no mostraron imágenes del arresto, solo enseñaron una foto -de manera irregular, intermitente entre la repetición de todo lo que describí antes, apareciendo como 4 veces la misma foto y solo por segundos. Este hombre, joven al parecer, llamo mi atención, sobre todo por la forma de mostrar la foto, con intermitencias y solo por segundos, lo veía yo y quedaba pensando yo lo he visto, pero ¿donde? No estoy completamente segura, pero me parece haberlo visto en SLP. Esto es lo que me hizo relacionar el homicidio con “usos y costumbres”, porque viví 5 años en esa ciudad capital y todo ese tiempo fui hostigada, acosada, amenazada con amenazas -algunas se cumplieron- de golpearnos, de echarnos perros encima, de matarnos. Se ponen de acuerdo para el bulling psicológico y físico y hacen imputaciones falsas de delitos falsos, formando expedientes falsos y se valen de todas las personas que viven alrededor de quien van a fastidiar -el móvil, el despojo de bienes raíces- y todo lo hacen con la complicidad de Policías Municipales, Estatales, Ministeriales, Ministerios Públicos, Secretarios de Acuerdos, secretarias -escribientes- y Jueces y guardias. Todo el aparato de Seguridad y de Administración de la Justicia, avocado a “ajusticiar” por creencias religiosas y “usos y costumbres”, no a juzgar mediante el “debido proceso”, ni a investigar los Ministerios Públicos. Todos amafiados para destruirle la vida a quien se les viene en gana, con tal de hacerse de lo que no es suyo. Los acusadores, ni siquiera tienen que presentarse, ni presentar pruebas de nada. Solo es el dicho de ellos en Actas. No hay citatorios -cuando se los reclama uno-, hasta entonces levantan un Acta diciendo que lo mandaron y no nos encontraron y prosigue la trampa. No respetan jurisdicción, ni clasificación del delito en el tiempo, ni prescripción, ni nada. En ese tiempo, leí en periódico a un abogado que contó el caso de una joven que fue a una fiesta en otro Estado y que denuncio haber sido abusada sexualmente. Regreso a SLP y una parienta suya que trabaja(ba) en Juzgados o Tribunal -no recuerdo-, le aconsejo que demandara allí en SLP y que puso su denuncia allí y que rápido detuvieron al varón que ella señalo -creo que le cobraron una fianza-, pero luego el Ministerio Publico se declaro incompetente, incoaron expediente y lo mandaron a Monterrey. No recuerdo bien, pero el Abogado se quejaba de la incoacion irregular de expedientes. A nosotros, nos incoaron como 4 o 5 veces el expediente -esto es, que cada vez que es incoado, cambia de numero y no se si la finalidad sea enredarlo todo. El caso es, que para la ley, la Jurisdicción significa que el acusado debe ser juzgado en el lugar donde cometió el delito, entonces, en SLP, no tenían ni que haberle dado entrada a esa supuesta Integración de Averiguación Previa. El 21 de enero de 2013, fui violentada por 8 policías -llegaron 10, pero 2 se fueron hasta la esquina, uno de ellos, estuvo custodiandome toda la tarde en el Juzgado Cívico AOB1-, me sacaron de detrás de la puerta individual del condominio en donde vivo y me mantuvieron en la calle, rodeándome para no dejarme entrar -esto lo suscitaron valiéndose de una mujer que vendía pan sobre la banqueta de la escuela que queda enfrente de nuestro Depto., a quien le dijeron que me acusara por “ofensas”, falsas por supuesto. Yo no agredí a nadie, tengo por regla no dar nunca el primer paso, pero si me defiendo cuando me atacan. Trataron de hacer creer a todo mundo que yo era la agresora y para eso me ponían trampas, provocandome primero. Esperaron mas de una hora a que deliberaran e hijo del dueño del rest. Los Bisquets, un hermano y un sobrino. De inmediato me pasaron con la Juez y trato de hacerme creer que porque eran mayoría -se presentaron personas que no había visto ni ese día, ni en otra parte, ademas de los acusadores-, no podían estar mintiendo -lo que significaba que para ella yo era la agresora-. Dije: Yo no hice nada. La Ley dice que “Nadie puede ser juzgado por analogía ni por mayoría de razón”. Me hizo salir y esperar en barandilla. Se quedaron mis acusadores mucho tiempo en el interior. Seguro redactando algún acta acusatoria en mi contra. Mucho rato después, salio a pedirme mi nombre y datos. Me negué. Alego que ella era la autoridad y yo alegue conocer mis derechos y no tenia porque darle mis datos -ya me percate que solo eso necesitan y una identificación y la firma de uno para iniciar los expedientes falsos-, porque ademas -fui privada ilegalmente de mi libertad y violentada en mis derechos. esto no se lo dije-, fui violentada físicamente por los policías, ya que entre 4 me sacaron del interior del condominio y entre 6 -una era mujer-, me subieron a la patrulla P-40-46. Llegaron en 3 P. Ups patrullas, otra fue la P-40-45 y la tercera la estacionaron afuera de Los Bisquets, en la esquina, tapaban visión los arboles, no vi numero. Olvide decirle de SLP, que muchos traileros son de allí y en carretera manejando yo, nos echaban el trailer, a grado tal, que en una ocasión tuve que subirle a 80 millas para poder quitármelo de encima y realmente me solo, porque nos acercábamos a una caseta, donde por supuesto, lo reporte. Me vio hacerlo y se fue. Sr. Ricardo Raphael: Yo, como dijo Sr Sr. Marti, estoy hasta la M… de que a las mujeres, ni en este País, ni en muchos otros, se les respete su derecho de igualdad -que no tendríamos ni que estar peleando, porque nacimos con el-, que si hasta muchos de los varones que están en los medios de comunicación no lo fueran tanto, otra cosa seria desde hace mucho, pero muchos de ellos, aparentan algunas veces estar a favor de las mujeres, pero cuando se habla de la igualdad, como que mas les preocupa el que los vayan a excluir del “Club de Tobi” y revierten la opinión que antes dieron, aunque sea solo de manera sesgada. Con la violacion sistematica del articulo 4o. Constitucional, se violaron sistematicamente el resto de los artociñps de nuestra Carta Magna, que establecen nuestras libertades de transito, de residencia, de culto, de asociacion, de expresion, a la educacion,, al trabajo bien remunerado que nos de para casa, vestido, sustento y esparcimiento, acceso a una vida digna y hasta a una muerte digna. Desde el gobierno y la religion, han monopolizado todo. Muchos empleados de gobierno estan tambien vendiendo en tianguis (votos comprados), muchos funcionarios son tambien dueños de empresas privadas y desde alli licitan y a su vez, concursan sus empresas y se llevan los cosntratos -algunas resultan empresas fantasmas como las investigadas por Carmen Aristegui de 3 ex-gobernadores. o sea que: el dinero no sale, solo da vuelta y queda en las manos de quien salio -no es cierto, si sale, pero a los bolsillos del funcionario-; Hay que releer el libro de “El Oro Negro”, para recordar y comparar aquellos tiempos con estos, porque se me hace que se han estado pareciendo mucho. O es ese el caso, o es por la Globalizacion -quieren concursar con empresas del tamaño de las internacionales, o sea, en las ligas mayores- y no habria problema, si no fuera porque lo estan haciendo con todos los dineros de los mexicanos que se robaron de las arcas del erario durante los ultimos 12 años, sin pedirnos permiso, sin enterarnos, para no “enterarnos” tampoco de las ganancias. Habria que ver tambien, si tanto feminicidio en Juarez -usando de tanto bulling y pretextando “usos y costumbres”-, tanto arrinconar mujeres hasta llevarlas a la miseria, al hambre, a la desesperacion y al suicidio, no tiene que ver con estos 2 motivos. Como dicen los psicologos, hay que encontrar el movil -yo digo que en todos los niveles donde hay bulling-, que en este caso serian estos 2 motivos. Las leyes no fueron redactadas con la finalidad de instituir los delitos, ni para hacer persecuciones, cacerias de brujas, sino para ayudar a quienes se abusaba de ellos desde los malos gobiernos, desde la religion, desde el influyentismo. Me molesta cuando veo personas que antes fueron esclavos: por diferencias de raza de color, de religion; discriminados por raza, color, religion, preferencias sexuales, etc. y ahora que se ven libres, se olvidan de lo que significa la represion, la persecucion, el hostigamiento, el acoso y hasta el homicidio en contra de ellos, la tortura y se suman, aun asi, a quienes persiguen a las mujeres y las violentan, reprimen, torturan y matan. No se cuantas mujeres hay, que como yo, toda su vida han ansiado sus libertades, tan solo por la necesidad de “ser” ellas mismas, sin tener que estar fingiendo sentir lo que no sienten y lo que no son. Se me figura que no son muchas, por eso de que las van llevando con el hostigamiento, acoso, el segregarlas, discriminarlas, arrinconarlas, dejarlas sin trabajo, sin dinero para comer y hasta obligando desde la amenaza de “excomunión” -que significa que les harán lo mismo, por eso es el terror que le tienen a la Iglesia, No a Dios, ya que son 2 entidades muy distintas-, a que ninguna tienda de todo tipo, así como de abarrotes y supermercados, a no venderles absolutamente nada, hasta que la desesperación y el convencimiento a que las llevan con todo lo que les hacen de que son malas y que es lo que se merecen, hasta que se suicidan. Ah, y no solo hacen esto a ellas, si tienen hijos, también a sus hijos y me atrevo a decir, que hasta a sus familias. ¿Sabe Ud. acaso, quien les entrego los derechos de las mujeres a la Iglesia para que hicieran con ellas lo que les venga en gana? Lo peor, es que desde allí se ha instituido todo tipo de delitos, pero el peor de todos es el Lenocinio desde la Religión y de Estado, así como la prostitución. Me queje con los 2 gobiernos actuales del 21-I-13. pero no he podido ir a ratificar, porque todos alrededor y al interior del condominio donde vivo, cada vez que salgo al Internet o a la tienda de abarrotes, le agregan otro rayón a nuestra villager o se los ensanchan los que ya le hicieron. Los policías, cuando les he dicho, hacen como que no ven. Me dijeron que en el metro -en pared- Tacubaya hay un escrito en el que le piden al gobierno que retire a los policías, como que porque están haciendo uso de “usos y costumbres” y que los retiraron. Espero que no sea porque estén tramando fastidiar -agredir- a alguien. ¿Como no van a actuar así los policías, si en otros Estados y probablemente también aquí, haga de cuenta que le dijeron a la gente de condición social baja -alguno hasta golpeaba a su mujer-, vente a trabajar de policía y luego, que invitaran a sus vecinos y conocidos. Asi como, pues? Muchos son de Oaxaca, de Puebla, de Guanajuato y seguro hasta de SLP, lugares todos estos donde tienen bien ascendrados los “usos y costumbres”, tanto, que amenazan con lapidaciones y tal vez por eso ha habido gente lapidada en presencia de ellos.

Los comentarios están cerrados.