No, no está cerrado

Que no se equivoque el señor procurador, la instrucción del Presidente apenas califica como pálido deseo: el caso de los estudiantes normalistas desaparecidos